Encuentro con Mary M. Talbot y Bryan Talbot en el 33 Salón del Cómic


(Mary Talbot y Bryan Talbot a los lados)

Llegados a domingo día 19, por la tarde, el Salón del Cómic ya solo le quedaba ofrecer una despedida afectuosa al asistente. Esa despedida, sin duda, tenía que hacerse con alguno de los tantos invitados de renombre que tan bien han coloreado la presente edición, y en este caso fue el encuentro con los fans de Bryan y Mary Talbot, un envidiable matrimonio y además pareja artística capaces de compenetrarse perfectamente para la creación de sus obras. La charla quizás no tuvo la misma asistencia de público que en anteriores (como por ejemplo la de Milo Manara), pero hay que reconocer que los Talbot son gente sobradamente conocida en todo el mundo así como galardonados, con un grandísimo talento y experiencia profesional para nada despreciable. Ambos han sido partícipes en obras de gran calibre como la colección de “Grandville” o “El sufragista”, además de sus colaboraciones para la editorial DC Comics con sus aportaciones a los personajes de Hellblazer, Batman, etc.

Lo primero que comentaron a la charla fue sobre lo que más les caracteriza: su método de trabajo. Hay obras como “Grandville” en la que Bryan Talbot, el dibujante, ha tenido un control total de la la parte creativa de la obra, desde el guión hasta el dibujo. Hay otras obras en las que Mary Talbot se ha encargado de escribir el guión, y finalmente aún hay otras en las que Bryan y Mary han contado con una 3a persona que se ha encargado de colorear los dibujos de Bryan, como es el caso de “El sufrajista”. Dijo Bryan al respecto “la verdad es que prefiero ser yo quien dibuja, escribe el guión, y quien pinta, porqué me gusta controlar todo el proceso de producción de una obra (...) De todos modos trabajar con Mary es muy distinto que trabajar para una editorial. Con una editorial, mi colaboración se limita a recibir un guión y lo tengo que dibujar, y en cambio trabajar con Mary es muy distinto, ya que al estar las 24 horas del día juntos, yo le sugiero cosas para el guión y Mary me sugiere cosas para el dibujo. La colaboración con Mary siempre es más estrecha que con una editorial”. Respecto a “El sufragista”, que trabajó a tres bandas, comentó que fue un trabajo directo y sencillo, no hubieron grandes discrepancias entre los trabajos de cada uno de los implicados en la obra.

“El Sufragista” ha sido la obra más reciente que han presentado los Talbot, y concretamente en el Salón del Cómic vinieron ambos, sobretodo, a hablar de ella. Comentaron en la conferencia los motivos por los cuales en el cómic imaginaron un personaje ficticio como protagonista, en vez de alguien real. El argumento lo dio, obviamente, Mary Talbot, la guionista de la obra “me he dedicado a la docencia durante casi 30 años, por lo que el proceso de documentación a lo largo de este tiempo ha sido considerable. Yo lo que quería era explicar una obra que fuera instructiva pero sobretodo también emocionante. Seguramente en “Los sufragistas” hay información suficiente para rellenar 7 manuales, y solo espero haber podido escribir esta obra de un modo que explique todo eso lo más emocionante posible. El motivo por el cual hice un personaje ficticio es porqué quería presentar a un personaje desde una edad temprana, para que así el lector pueda simpatizar con él fácilmente. Si utilizara un personaje real eso me obligaría a ceñirme a los hechos reales, y creativamente me hubiese atado de manos. Al ser ficticio he podido mover el personaje por distintos entornos y distintas situaciones sin seguir una única linea histórica, pudiendo así explicar la historia como yo quería y reflejando todo lo que quería reflejar”. Finalmente, en referencia a este tema, Mary destacó que quiso que el personaje principal fuera una mujer de clase trabajadora, ya que de este modo se podía mostrar mejor la importancia y necesidad de la existencia del movimiento sufragista debido a su condición de mujer. Finalmente, respecto al tema del proceso de producción de “Los sufragistas”, ambos comentaron que la idea surgió en septiembre de 2010 y que la primera versión del guión se terminó 18 meses más tarde, un proceso que también incorpora la recopilación de información, además de estructurar bien la historia. Por otro lado, Bryan necesitó 18 meses más para dibujar la historia. En total “Los Sufragistas” necesitó 3 años para crearse.

En relación sobre el método de trabajo conjunto, ambos hablaron sobre si han tenido dificultades personales para trabajar juntos. Bryan ha reconocido de un modo sincero que “nos resulta muy fácil y muy directo trabajar juntos, es como una continuación de nuestro día a día”. Mary corroboró las palabras de Bryan con lo siguiente “nosotros hemos tenido carreras profesionales separadas y distintas durante mucho tiempo y eso en algún momento creó diferencias profesionales, pero ahora que trabajamos juntos nos sentimos como que estamos en el mismo bando, y es muy agradable trabajar así”.



Seguidamente Bryan Talbot comentó sobre su comodidad a la hora de tratar géneros y estilos artísticos, además de cual ha sido la obra con la que más ha disfrutado trabajando. “No me siento igual de cómodo trabajando con “Los sufragistas o con “La niña de sus ojos”, si lo comparo con “Grandville”. “Grandville” es una creación completamente propia y sabía como terminaría desde una principio. (...) Ahora mismo me estoy preparando para colaborar por 3a vez con Mary, en una obra histórica también, pero no está ambientada en la época que mejor conozco, que es la Victoriana, y la verdad es que me espera mucho trabajo de documentación tanto de la ropa de los personajes, escenografía, etc., y tengo que reconocer que ahora mismo estoy un poco nervioso”.


Comentarios