miércoles, 25 de noviembre de 2015

"Mangas atómicos": La reacción cultural japonesa ante las bombas de Hiroshima y Nagasaki



Cinematográficamente hablando, los años 50 son en gran parte sinónimo de ciencia ficción. Dicho género es el que mejor supo representar el peligro nuclear de la Guerra Fría a base de monstruos que desataban el caos al planeta Tierra, y muchos de ellos suscitados a partir de mutaciones tras el contacto de un ser vivo con residuos radioactivos. Japón, no lejos de aquella moda, creó infinidad de producciones culturales basándose en ese temor, pero a diferencia de los occidentales, plantearon sus producciones agarrándose a su traumática experiencia con Hiroshima y Nagasaki, ofreciendo siempre al espectador una reflexión de trasfondo y muestras de protesta, es decir, una idea pedagógica para conscienciar a las nuevas generaciones de japoneses. Aunque también, y esto es bien cierto, Japón siempre asume parte de la culpa de aquél desastre. Es, por así decirlo, un claro ejemplo de como el dolor tras el desastre de aquellas bombas nucleares ha calado culturalmente en el ADN de la sociedad japonesa. Lo exteriorizaron a base de monstruos como Godzilla, que no es más que una representación metafórica de la bomba, pero es que incluso hoy en la actualidad esta “cultura post-atómica” sigue siendo representativa en la industria de manga, anime, y cinematografía japonesa. Obras tan representativas como Akira, la durísima Hiroshima, La tumba de las luciérnagas, y entre tantas mucho más recientes, no solo hablan de ese dolor, sino también de lo que viene después del desastre, del post-apocalipsis que diríamos. La “cultura post-atómica” no solo es dolor, también es miedo, y también 70 años después.


La exposición que se pudo ver en el Salón del Manga de Barcelona no solo indagó en las expresiones culturales japonesas sobre las bombas atómicas, también se fijó en los echos reales ocurridos en Hiroshima y Nagasaki. Lo hizo a través de imágenes de los sucesos, anécdotas personales de algunas víctimas, también dando cara a los muertos, el “antes y después” de las ciudades, y el proceso de explosión y consecuencias posteriores a la bomba. Una gran exposición, no tanto por sus dimensiones pero sí por su capacidad de culpir al público que la pudo “disfrutar”.

Además, el testimonio de Sadae Kasaoka (superviviente a la explosión de Hiroshima), acompañó la exposición a través de una conferencia en que ella misma relataba todo lo que vivió antes y después de la bomba. Para leer su testimonio tienes que clicar AQUÍ.

A continuación muestro algunas imágenes de la exposición:















martes, 24 de noviembre de 2015

Alena - Daniel di Grado, 2015


-DIRECTOR: Daniel di Grado
-GUIÓN: Kerstin Gezelius, Alexander Onofri, Daniel di Grado (Novela: Kim W. Andersson)
-AÑO: 2015
-DURACIÓN: 83 min.
-PAÍS: Suecia
-MÚSICA: Karl Frid, Pär Frid
-FOTOGRAFIA: Simon Olsson
-REPARTO: Helena Af Sandeberg, Johan Ehn, Ulrika Ellemark, Malin Persson, Marie Senghore, Fanny Klefelt, Rebecka Nyman
-PRODUCTORA: Silvio Entertainment / Sveriges Television (SVT) / Svenska Filminstitutet (SFI)


NOTA: 7





Aquellas personas que por desgracia alguna vez han sufrido el acoso escolar, saben perfectamente que no es algo pasajero. El sufrimiento dura lo que decidan los acosadores, pero no solo eso, el sentimiento de culpabilidad por no haber sido capaz de plantar cara a la dificultad, a la humillación, incluso por haber llegado a aceptar esa dinámica tortuosa, es algo que se acarrea el resto de la vida. Cambiar de colegio puede ser una solución temporal, pero el bullying es algo que no entiende de localizaciones, existe en todos los institutos, y los motivos son siempre los mismos. El objetivo debe ser uno: sobrevivir a la escuela. Y esto mismo le ocurre a Alena, una chica adolescente que sufrió el acoso escolar debido a su orientación homosexual, llegando a vivir tal terrible experiencia que culminó con la muerte en extrañas circunstancias de su querida Josefin, otra chica adolescente. Tras la desagradable situación, Alena cambia de instituto, pasando de uno público a uno de privado e íntegro de chicas, pero allí el acoso volverá a ocurrir a través de una chica rubia: la fuerte y popular Filippa. La diferencia con el anterior instituto está en que su difunta y prometida Josefin ahora la sigue a todas partes como si de un ángel de la guarda se tratara para así defenderla de las situaciones peligrosas. Pero todo se vuelca cuando Alena conoce a Fabienne, una chica con la que se acaban enamorando mutuamente, propiciando así los celos de Josefin, a la vez que ésta inicia un baño de sangre. 


Desde Suecia llegó Alena en Sitges en lo que fue su premiere mundial. Se trata de una película dirigida por Daniel di Grado a partir de una novela gráfica de homónimo título (y que ya está editada por primera vez en España) que cuenta una historia de drama escolar mezclando el género de terror, y que tras su proyección logró conseguir uno de los aplausos más largos -y merecidos- que servidor recuerda en Sitges. De todos modos hay que matizar las cosas porqué no todo son siempre luces, ya que Alena no es nada novedosa en cuanto a argumento y además es muy previsible. En todo caso, pese a ser una propuesta bastante sencilla, al fin y al cabo es correcta, está bien escrita, mejor interpretada, y su resultado es redondo, y ante eso no hay discusión posible. 
 

Insistiendo en el guión, la verdad es que su historia basada en un personaje que sufre bullying y sobretodo en cómo afronta esta situación, pues hubo otra película en Sitges que trata el mismo tema, curiosamente con un argumento bastante parecido, como es Some Kind of Hate. Alena, a diferencia de este otro filme, no tiende tanto hacia el fantástico, el slasher, o incluso a un simple filme de venganzas, sino más bien hacia un territorio más psicológico, más hacia el análisis del origen del acoso escolar, los sufrimientos de quien lo sufre, de sus dificultades a la hora de vivirlo, de luchar por salir de la espiral de desesperación, y por lo tanto, tiende más hacia el análisis del perfil psicológico de un personaje adolescente llamado Alena que sufre dicha situación de acoso. Esta desesperación es infundida por la propia Fabienne, ya que la controla, manipula, y le hace creer que nunca podrá confiar en nadie excepto en ella, es decir, que Fabienne actúa como elemento represor, como de “super-yo”, tal como diría Sigmund Freud. La actriz que interpreta a Alena es una una actriz adolescente de escasa experiencia en el mundo del cine llamada Amalia Holm, pero consigue con solvencia ser capaz de cargarse todo el peso de la película a sus espaldas en su papel de chica desesperada, y la verdad es que su interpretación está de lujo.

(Alena)

Por lo tanto, quien se anime a ver Alena que olvide posibles situaciones extremas, venganzas sanguinarias, o cualquier elemento superficial de corte más visceral, aunque bien, no seré malo y reconoceré que sí hay muertes, hay sangre y situaciones chungas, pero insisto en que quien busque eso en la película saldrá decepcionado. Porqué Alena tiene buen pulso narrativo, tiene un guión simple pero redondo, al que quizás solo se le puede objetar que peca de una cierta previsibilidad, pero igualmente, al fin y al cabo convence, entretiene y encima da buenas muestras de buen hacer delante y detrás de la cámara por parte de su director Daniel di Grado. Para mí una agradable sorpresa, una manera de explicar el bullying utilizando el género de terror a base de metáforas, sin irse a lo salvaje y de género, algo que a estas alturas ya está muy masticado.


 (Novela gráfica)

domingo, 15 de noviembre de 2015

"30 años de Super Mario Bros.": fotografías de la exposición en Barcelona



La princial exposición que se pudo visitar en el ya extinto XXI Salón del Manga de Barcelona, es la que sirvió de homenaje a los 30 años de Mario Bros. De ese modo el eterno fontanero de Nintendo pudo presumir de una exposición sencilla, nada pretenciosa, pero sí muy en la linea de las que anualmente se vienen haciendo en este Salón, y la verdad es que hay poco a criticarle más allá de que quizás se echó en falta alguna conferencia o invitado que acompañara la exposición con alguna conferencia, pero bueno, la exposición en sí estuvo bien por sí sola.

¿En qué consistía? Pues bien, hubieron cuatro isletas en la zona central del Salón en las que se repasaba la trayectoria de Mario Bros desde aquél primer “Donkey Kong” creado por Shigeru Miyamoto en 1981 hasta las últimas novedades para Wii U. Eso sí, la exposición lejos de pretender hacer un repaso a las decenas de juegos que han ido produciéndose en los 30 años de trayectoria del personaje, se centró más en cómo ha evolucionado Mario y sus compañeros en todo este periodo, es decir, en las puertas que han abierto las distintas consolas respecto a la jugabilidad de Mario. Además de esto, también se mostraron unos bocetos originales de la creación del juego Super Mario Bros, lo que fue sin duda la joya de la corona de la exposición.


A continuación muestro unas imágenes:













miércoles, 11 de noviembre de 2015

Tag - Sion Sono, 2015



-TÍTULO ORIGINAL: Riaru onigokko
-AÑO: 2015
-DURACIÓN: 85 min.
-PAÍS: Japón
-DIRECTOR: Sion Sono
-GUIÓN: Yûsuke Yamada, Sion SonoMúsicaTomoatsu KikuchiFotografíaMaki Ito
-REPARTO: Reina Triendl, Mariko Shinoda, Erina Mano, Mika Akizuki, Urara Aryû, Mao Asô,Nanami Hidaka, Aki Hiraoka, Rin Honoka
-PRODUCTORA: Asmik Ace Entertainment / NBCUniversal Entertainment / Sedic Deux




NOTA: 7





Alligato Sion Sono! Sensei, o como demonios prefieras que te llame. Lo has vuelto a hacer, has conseguido otra maravilla de película, y esto es algo que no suelo catalogarlo a la ligera. Tag es genial, es dinamita pura made in Sion Sono, repleta de escenas de esas que cuestan de olvidar, igual como hizo en obras como Love Exposure, Sucide ClubWhat don't you play in Hell? y tantas otras como ha ido dirigiendo este ya veterano director, que a sus espaldas acarrea 25 años de carrera cinematográfica, y que hoy se encuentra en su momento más maduro llegando a presentar este 2015 hasta 5 películas! (3 de ellas presentes en este Sitges 2015).

“La vida es surrealista, no dejes que te atrape” dice una compañera de clase constantemente a la protagonista de Tag, Mitsuko, una adolescente que no para de vivir experiencias extrañas y desagradables. La película se inicia de la forma más contundente posible: un autocar repleto de colegialas se parte por la mitad misteriosamente, siendo Mitsuko la única superviviente al desastre (una escena que remite a la mítica escena del suicidio colectivo de Suicide Club). Dicha escena es de una brutalidad tremenda, de esas que el espectador no olvidará con facilidad. Mientras, Mitsuko intenta buscar ayuda corriendo hacia su instituto, y una vez llega allí se da cuenta de que todas sus compañeras están vivas, que van al instituto a hacer clase con naturalidad, como un día cualquiera. ¿...? ¿Acaso ha sido un sueño? Mitsuko no entenderá nada, pero poco a poco se dará cuenta que hay algo más allá que su comprensión no consigue entender. “La vida es surrealista, no dejes que te atrape”, insiste su amiga, una frase que sucede en Tag como la clave para resolver su enigma.


Que olviden todos los que crean que con Tag están ante una especie de Destino Final, porqué la cosa no va por allí. Sion Sono es complejo, y lo que plantea en Tag se relaciona con que nosotros, solo nosotros, somos dueños de nuestro destino. Ante eso la película se estructura en diferentes bloques compuestos por segmentos que muestran distintas situaciones extrañas, repletas de violencia, y en que la linealidad entre la realidad y el sueño se van emborronando en el placer para los más amantes de lo extremo, el gore más salvaje, las artes marciales, y la sensualidad, algo siempre presente en la película al igual que todas y cada una de las obras de Sion Sono. Todo ello con un hilo conductor: Mitsuko, sus amigas, y la frase anteriormente mencionada.


También destaca el hecho de que la película esté prácticamente toda poblada por mujeres, tanto adolescentes como adultas. No es nada gratuito, ya que la obsesión de Sono por ellas en toda su carrera profesional no ha sido menos en Tag, al mostrar esta vez constantes ironías sobre ellas a lo largo de toda la película y que vienen a reflejar los roles preestablecidos de las mujeres japonesas y lo que la sociedad espera de ellas. “La vida es surrealista, no dejes que te atrape” dice la amiga de Mitsuko, una frase que le sirve a Sion Sono para tratar de criticar al orden social japonés establecido, a lo tradicional, a lo que es considerado como correcto. Este posicionamiento crítico con la tradición sirve para dar músculo en Tag, dando protagonismo a Mitsuko para que aproveche una oportunidad “mágica” para subvertir dichas costumbres.

Para Sion Sono la lógica de sus películas son sus reglas, y entenderlas es personal. El juega a otra liga, una liga en la que él manda, muestra lo que le da la gana, se aleja de metáforas, simbolismos y elementos expresivos, y sí se dedica a plantear situaciones políticamente incorrectas, radicales, incluso infernales, en que todo es posible. Pero tranquilidad, Tag no es complicada de entender. Eso sí, el final permite muchas interpretaciones y por lo tanto cada uno de nosotros sacará la suya. En mi caso me quedo con la pesimista, y la verdad es que me pone nervioso la idea que así sea...


TRAILER:



domingo, 1 de noviembre de 2015

Los monstruos de "I am a Hero" llegan a Barcelona (y hablan sobre Catalunya)




El año pasado en el Salón del Manga de Barcelona (2014) el dibujante Kengo Hanazawa -autor del popular manga “I am a Hero”-, hizo una promesa a los fans que le fueron a escuchar en una conferencia: “prometo que en un futuro hablaré de Barcelona en mi obra”. Dicha promesa surgió de un modo espontaneo, justo cuando Norma Editorial -la empresa que le edita y distribuye su obra en España-, le regalaba una camiseta del F.C. Barcelona con su nombre inscrito en la espalda, y en ese momento, con todo el subidón encima, Hanazawa no lo dudó e hizo la promesa ante todos. Todo fue muy bonito, pero es bien sabido que muchas veces las palabras se las lleva el viento, algo que seguramente la disciplina japonesa no tolera. Y efectivamente, 1 año después de aquellas palabras, la ciudad de Barcelona aparece ilustrada en el manga “I am a Hero”.

De momento la publicación de manga aún está en Japón, por lo que su distribución en España queda en el aire. En todo caso, gracias a una exposición que se pudo visitar en el Salón del Manga de este año (2015), se exponieron algunos bocetos de la obra, los justos para poder ver dibujada la ciudad, sus elementos arquitectónicos más representativos, así como también lo que es el tema de moda en Catalunya: su proceso de Independencia. Concretamente son 2 capítulos del manga que transcurren en la ciudad (el 217 y 218), y en ellos se puede observar el Parc Güell, l'Eixample, la Sagrada Familia, Plaza España, etc., además de las ya emblemáticas “estelades” colgadas en los balcones de las casas particulares. Por cierto, para Hanazawa sí hubo Referéndum en Catalunya.

Opiniones políticas aparte, lo que se puede ver en el manga es la imagen que adquirió de Barcelona Kengo Hanazawa, y guste o no será la imagen que exportará el autor en todo el mundo con “I am a Hero”, uno de los mejores mangas de los últimos tiempos. Así que nada: monstruos, zombies, apocalipsi, Barcelona e Independencia.

(Clicad a las imágenes para ampliarlas)