Mesa redonda de homenaje a Luis Bermejo



El pasado 12 de Diciembre fue un día negro para el TBO: Luis Bermejo, autor entre otros trabajos de El Capitán Trueno, nos dejó a los 84 años. La respuesta a esta triste noticia nos llega desde el 34 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, que puso a disposición del público un homenaje al dibujante madrileño a través de una exposición que sirvió para recordar el conjunto de su obra con algunos bocetos originales, así como una mesa redonda que la acompañó el jueves día 5 de mayo en la que integraba también a la hija y nieta del dibujante.

La mesa redonda acogió, además de los familiares de Bermejo, a Pepe Gálvez, Paco Baena, Juan Manuel Bosque, y como moderador estuvo Vicent Sanchís. El acto se limitó a que cada uno de los ponentes comentara en unos 5-10 minutos lo que recordaba del dibujante, su relación con él, además de hacer un ejercicio colectivo para extraer todo el valor artístico de su obra. Pepe Gálvez destacó la calidad de su dibujo, por ser rotundo, intenso y muy dinámico en sus aventuras, consiguiendo siempre con aquellas historias atrapar al lector. “Destaco además el contraste que utilizaba, el uso de blancos y negros, sobretodo en obras como “Apache””. Finalmente Gálvez concluyó con perceptibles lágrimas en sus ojos que “Sus dibujos són una entidad que invitan a formar parte de nuestro patrimonio”.

Paco Baena por su parte se fijó en la relación que tuvo Luis Bermejo con la editorial Maga, creada por Manuel Gago. Dijo “Se convirtió en una de las 3 grandes figuras del cómic español. Tenía un estilo propio y era un maestro de maestros”. A continuación Baena indagó en los orígenes de Maga, en como nació, el trabajo y como se publicaban las obras.

Por su lado, Juan Manuel Bosque, coleccionista de cómics, reconoció que nunca tuvo una relación personal con Bermejo más allá de puntuales llamadas telefónicas. Para él, el respeto a su figura, es única y exclusivamente por su talento artístico, más allá que “le conocí por teléfono y me pareció una persona amable, predispuesta, abierta, alguien que se dejaba querer”. Para Bosque, Bermejo fue descubierto por primera vez a través de Apache, y al igual que el resto de ponentes de la mesa redonda, destacó el talento del artista, además de su impresionante trayectoria a lo largo de los años.

Los familiares aportaron otro tanto de emotividad al acto. Destacaron, como es lógico, sus grandes dotes como padre. Pero muy interesante fue cuando su hija y nieta hablaron sobre los bocetos originales que conservan del dibujante. Según comentaron “Tenemos muy pocos originales, la mayoría se los quedaron las editoriales, sobretodo de los que hizo cuando trabajó en Estados Unidos”. 

Finalmente comentaron que de bien seguro Bermejo hubiera querido disfrutar de un acto como el de hoy, y que se tendría que haber hecho antes.




Comentarios