Valeria - Dídac López, 2015 (corto)


-GUIÓN Y DIRECCIÓN: Dídac López
-FOTOGRAFÍA: Héctor Castro
-SONIDO: Pau Josa
-REPARTO: Toni Soldevila, Maite Heras, Lucía Torres y Rafa DeLacroix
-EDICIÓN: Pau Josa y Edgar Toldrà
-WEB: Clicando aqui

NOTA: 6





Valeria” se titula el nuevo cortometraje de Dídac López. Dicho así rápido y resumido, el corto me gusta, me he reído, y encuentro en él detalles muy interesantes, por lo tanto, he disfrutado viendo Valeria y para mí eso es lo más importante. Con esto no quiero decir que todo sean luces, básicamente porqué veo en él un problema de base que afecta al resultado final. Es una cuestión de guión, de idea general del conjunto.

El guión posee diálogos muy ricos y divertidos, que junto al elenco de actores -sobretodo Toni Soldevila- ejecutan magistralmente, pero la historia de Valeria pide algo más, tal como comentaré después. Valeria es una acumulación de tópicos y detalles muy identificables por los más cinéfilos, todos ellos aparentemente intransigentes pero que aportan una identidad muy concreta al relato. Una identidad muy propia del cine de Dídac López, quizás excesivamente repetitiva en cuanto a fórmula pero siempre distinta en cuanto a ejecución, cosa que hay que aplaudir. Hay que reconocer que Dídac tiene un talento especial para escribir diálogos, porqué a cada uno de sus proyectos audiovisuales demuestra precisión, cinefilia y una capacidad increíble para hacer divertir al espectador, y la verdad es que Valeria no defrauda en cuanto a humor, además de unos puntuales estallidos de violencia que siempre consiguen impactar.

Tampoco creo que Valeria tenga problemas con el ritmo narrativo por el hecho de trabajar tres actos diferenciados entre ellos, ya que esto, por ejemplo, ocurre en cualquier película de Tarantino, un tipo de cine que precisamente por el hecho de apostar por el diálogo siempre acaba olvidando el ritmo narrativo. De ese modo, la fuerza de Valeria reside en un mensaje “casual”, tapado por un popurrí de clichés perceptibles por los espectadores, como son esos tics de Serie B. Y esto, más allá del twist final, creo que funciona bien.

El problema que le veo a Valeria es que se trata de un corto que puede pero no quiere trabajar ese twist final. Como corto funciona, porqué no cuenta una historia sino una idea, una “anécdota” tal como Dídac quiere, que se desarrolla a partir de un McGuffin (como diría el maestro Hitchcock), con un detalle intransigente que sirve de excusa para desarrollar la idea del corto. Creo que un peluche, pero también un funeral, un vuelo, un grupo mafioso,..., si bien todo esto forma parte de un universo teóricamente intransigente, quizás el twist final debería compensarlo, más potente, que tuviera más protagonismo respecto a lo visto antes, y por contra en Valeria todo queda demasiado difuminado. Dicho de otro modo, viendo el resultado final quizás el twist me sobra, porqué me sabe a poco, y pediría que se conjuntara el resto simplemente porqué el resto sí funciona bien... es solo una sensación mía, pero claro, entonces el cortometraje perdería su gracia.

Para mí Valeria es un corto que pretende hacer una especie de homenaje a Hitchcock pasado por el filtro del director Didac López; lástima que, Valeria, pida más garra, más sensación de “WTF” al final, como por ejemplo un final parecido al de la webserie Todos Son Iguales, que es realmente potente. De todos modos quiero insistir que es un cortometraje que tiene unos diálogos muy buenos y en general un equipo técnico y artístico bastante notable, pese a algún que otro defecto en la fotografía. El corto se mira en un suspiro y tiene fuerza suficiente para divertir a cualquiera, incluso me atrevería a decir que es uno de los cortos más divertidos de Didac López. Además, se nota en Valeria un salto cualitativo respecto a anteriores trabajos del director, como más profesionalidad en el acabado final pese a sus defectos. Y por cierto, los actores están de 11.


Comentarios

Publicar un comentario