Kaijû, Mecha y Yokâi. Exposición dedicada a Tomás Hino



Entre las abundantes micro-exposiciones que Ficomic organizó para el XXII Salón del Manga, además de la de Belén Ortega, creo que también vale la pena destacar la del escritor e ilustrador Tomás Hino. De origen madrileño -si no tengo mal entendido-, éste apasionado de Japón brindó a los asistentes del Salón con una bonita exposición sobre sus obras de PVC, que ilustran diferentes Kaijus, Mechas y Yokais, teniendo como particularidad un proceso de producción poco habitual que sirve para conseguir unos resultados realmente espectaculares.

Según me comentó la azafata de la exposición, Hino utiliza unos lápices eléctricos que le permiten aplicar un relieve especial al PVC, y que juntamente con la aplicación del color, es como consigue esos resultados. Yo quedé con la boca abierta, y pienso que fue una lástima que la exposición no dispusiera de mayor información sobre el autor y su proceso de trabajo, porqué lo pedía a gritos, y más cuando ocupaba el espacio central del Palacio 2 del Salón -lugar que se suele utilizar para las grandes exposiciones-; en cambio la exposición se limitó casi exclusivamente en describir qué es un Yokâi, un Kaijû y un Mecha, algo que más o menos ya pertenece a la cultura popular. 


En fin, igualmente lo importante es que Hino mostró su talento al público, y personalmente me dejó enamorado con su obra. Aquí dejo algunas fotografías de la exposición:








Japan Foundation colaboró con la exposición.

Comentarios