La Casa del Terror (Don't Go in the House) - Joseph Ellison, 1979



-TÍTULO ORIGINAL: Don't Go in the House
-AÑO: 1979
-DIRECTOR: Joseph Ellison
-GUIÓN: Joseph Ellison, Ellen Hammill, Joe Masefield
-DURACIÓN: 82 min.
-PAÍS Estados Unidos
-MÚSICA: Richard Einhorn
-FOTOGRAFÍA: Oliver Wood
-REPARTO: Dan Grimaldi, Darcy Shean, Robert Osth, Ruth Dardick, Charles Bonet, Bill Ricci,Dennis Hunt, John Hedberg, Johanna Brushay
-PRODUCTORA: Turbine Films Inc.

NOTA: 6


De vez en cuando vale la pena echar la mirada atrás y recuperar alguno de aquellos títulos que por el motivo que fuera dejaron su huella en el género. Recientemente recuperé La Casa del Terror, gracias a la nueva edición en DVD de la distribuidora La Casa del Cine, una edición básica que aporta un nuevo master digitalizado que garantiza una buena calidad de imagen, pese a que se trata de un montaje censurado al que le faltan 3 minutos de película. Una pena. En todo caso, un filme con la polémica que tuvo en su día como el presente, merece su momento de gloria en este blog.

La Casa del Terror, titulada originalmente Don't Go in the House, es una película de 1979 que trata sobre un asesino en serie que secuestra mujeres atractivas para luego quemarlas vivas en su casa. Más allá del aparente y repetitivo -argumentalmente hablando- slasher, La Casa del Terror es una película que aporta un punto de vista original al origen de la psicopatía, enfundándole un posible origen paranormal a lo que tantas y tantas veces ha servido para justificar los actos de los asesinos en serie en el slasher de los 80, como son “las voces” que dicen oir y que les empuja a matar. Más allá de este detalle, el filme en cuestión es un slasher poco común en el que un asesino en serie es el protagonista, muy en la linea de la inmediata Maniac (1980), de la cual comparten muchos parecidos en la historia. Temas como la agorafobia y la soledad, los complejos de inferioridad, así como el drama y consecuencias de los abusos de una madre a su hijo, son temas centrales en una obra que se preocupa en desgranar una psique aberrada como la del protagonista asesino, y no tanto por recrearse en un extenso bodycount plagado de escenas sangrientas.


La película está escrita y dirigida por un tal Joseph Ellison, y tiene como protagonista asesino al actor Dan Grimaldi (Patsy Parisi en Los Soprano), en la que fue para ambos su primera película. Muy lejos de ser un desastre, en La Casa del Terror hay como lugar de atención una casa que recrea un submundo lleno de escaleras y habitaciones, y que no sé si es a consciencia o qué, pero los fallos de raccord en el montaje consiguen hacer de la casa un lugar sin salida, imposible de hacer situar el espectador, probablemente como la propia psique del asesino. Una psique que además empuja al asesino a tener visiones terroríficas sobre la verdad que le rodea, y que junto a unos efectos de sonido justos y muy precisos, hoy en día aún consiguen hacer su efecto aterrador. También hay que destacar las voces de origen desconocido que oye el asesino y le empujan a actuar, así como de la presencia controladora e imperativa de la madre, que no es más que un cuerpo putrefacto sentado en el sofá de comedor. Todo en su conjunto, la casa es un submundo ideal para un psicópata, en el que se genera un clima de locura y sordidez.

Lo peor de la película es sin duda su ritmo narrativo, algo que yo siempre suelo darle mucha importancia. Con un inicio prometedor y altamente violento (ojito con esa primera muerte que causó tanta controversia en su momento y le costó al filme hasta 3 minutos de censura), poco a poco se va desinflando el souflé para entrar en un terreno de lucha personal del asesino para poder parar las muertes y corregir lo que él considera defectuoso de su conducta, recurriendo el protagonista incluso a un cura. Sin duda ese tramo decae mucho y se convierte en aburrido, no tanto por el echo que desaparezcan los asesinatos, sino porqué esa lucha tipo yin-yang no está bien nivelada, digámosle, por las fuerzas del bien, y no consigue la película una fuerza dramática potente. Tampoco ayuda un Dan Grimaldi que como actor aún estaba muy verde. Luego la violencia vuelve a su nivel inicial llegando a un final muy meritorio y completamente enfermizo, y además se desvela el trágico acto infantil que desencadenó los posteriores abusos por parte de la madre.


La Casa del Terror es una película que merece ser recuperada y reconsiderada por muchos, y ahora es un buen momento debido a su reciente edición en DVD pese a sus 3 minutos de censura. Una obra sobre la psique de un asesino en serie y no tanto un slasher, en el que un drama personal desemboca en una espiral de demencia y muerte en donde la brutalidad coge cotas altísimas, todo localizado en una vieja casa aislada que representa el caos que sufre una mente aberrada. Además, ese posible origen paranormal que induce al psicópata a asesinar es un detalle interesante, y no negaré que inquieta.



Comentarios