Assault Girls - Mamoru Oshii, 2009



-TÍTULO ORIGINAL: Asaruto gâruzu
-AÑO: 2009
-DURACIÓN: 70 min.
-PAÍS: Japón
-DIRECTOR: Mamoru Oshii
-GUION: Mamoru Oshii
-MÚSICA: Kenji Kawai
-REPARTO: Yoshikazu Fujiki, Rinko Kikuchi, Meisa Kuroki, Hinako Saeki
-PRODUCTORA: Geneon Universal Entertainment

NOTA: 4


Es bien conocido por todos que Mamoru Oshii, mas allá de lograr el éxito en el terreno de la animación a través obras tan memorables como Patlabor (1989) o Ghost in the Shell (1995), ha intentado numerosas veces alcanzar un cierto reconocimiento en el campo cinematográfico real sin perder de vista su visionario mundo futurista. No obstante, el éxito en este campo parece más una quimera que otra cosa, ya que el desastre acompaña al director nipón pese a su esmero por dar forma realista a su imaginario en donde la tecnología y la red informática acabará por absorber la vida de los humanos. Una visión cyber-punk hecha a pedazos a través obras fallidas como Avalon (2001) (Premio a mejor fotografía de Sitges 2001), y que vieron como una especie de anexo a aquella película realizada 8 años después llamada Assault Girls parece incluso haber empeorado el material base.

Assault Girls, con este título que sin duda invita a curiosear su contenido, es una película de acción de 2009 que forma parte del universo Avalon. Para los despistados, Avalon es un videojuego ilegal de gran éxito que existe en un futuro próximo, en que los jugadores pueden introducirse en escenarios virtuales y pelear contra monstruos. La película trata sobre una “pantalla” del videojuego, en que hay un escenario desértico donde habitan unos seres gigantescos llamados Suna Kujira (literalmente, Ballenas de arena), que son hostiles a la presencia humana. Allí, 4 jugadores (3 mujeres y 1 hombre) desafiarán a las ballenas con tal de destruirlas a todas y así lucrarse de puntos y poder acceder a subir de nivel en Avalon.


La historia es muy simple, y de esa simpleza surge un metraje de apenas 70 min. A pesar del marco limitado, una idea simple pero directa, también a tener un casting interesante, y aplicar el visionario mundo de Oshii, Assault Girls no se aguanta por ningún lado. Ya desde su inicio un monólogo por parte del narrador de 7 minutazos sobre la evolución de la humanidad hasta llegar a la creación de Avalon, marea al espectador por su longevidad y contenido ultra-recargado que para seguir el hilo pide ser escuchado como 20 veces, por no hablar de su duración, que se hace eterna. Una vez pasada la introducción empieza lo realmente interesante: un escenario cerrado fotografiado bellamente, en donde predomina la aridez y carece cualquier forma de vida, aporta al espectador la sensación de desesperanza en un mundo arenoso ideal para el combate. Allí, los 3 talentos femeninos más actuales de la cinematografía japonesa, como son Meisa Kuroki (Crows Zero (2007), Lupin y el corazón púrpura de cleopatra (2014)), Rinko Kikuchi (Pacific Rim (2013), Terra Formars (2016)) y Hinako Saeki (Uzumaki (2000)), plantarán cara a las ballenas, siempre armadas hasta los dientes y además de poseer algunos poderes especiales que pueden utilizar en Avalon. Hasta aquí, la cosa apunta más o menos bien, pero ya algo falla cuando Oshii inicialmente es capaz de exprimir al máximo su mente inquieta en el planteamiento de Assault Girls para luego hilar una película con argumento de Serie B.


A los personajes femeninos habría que sumarles uno de masculino a pesar del título de la película: un hombre, uno con un carácter agresivo y con pocas neuronas, interpretado por Yoshikazu Fujiki, que es un actor imprescindible en las películas de Oshii. Teóricamente esta aportación masculina debería aportar matices en cuestiones de género, así como un enriquecimiento de la trama por su carácter excesivamente independiente e impulsivo, pero todo esto queda muy emborronado. Todos ellos, tristemente desaprovechados, no acaban de aplicar en sus interpretaciones ciertos matices, ideas, o detalles que permitan invitar al espectador a reflexionar sobre el planteamiento inicial que hace Mamoru Oshii al inicio de la trama, un planteamiento que intenta exponer como el individualismo fruto del capitalismo salvaje ha convertido a las personas en seres poco cooperativos y muy desconfiados. Insisto en que en Assault Girls es todo muy simple, no hay músculo, y además el guión está estirado como un chicle debido a que es completamente vacío en ideas. Parece mentira que esté firmada por el mismo Oshii.


Además, los FX, que deberían ser uno de los principales reclamos de la película, parecen más propios de una película de la compañía Asylum que de algo con estándar mínimo de calidad. La producción es de 2009, pero es que ya no es un problema de cierto desfase técnico fruto del paso de los años, como por ejemplo en el diseño de las ballenas o las explosiones que acaban sufriendo tras ser aniquiladas; no, más bien es un problema en ciertos detalles que restan credibilidad al resultado, y no ayudan a hacer subir el suflé del espectáculo. Detalles como el retroceso de las chicas tras disparar con sus armas, el humo, o lo pésimamente rodadas que están algunas peleas cuerpo a cuerpo entre personajes, hacen perder la garra que suelen tener este tipo de argumentos de Serie B que, aunque sean simplones de planteamiento, acaban molando por la espectacularidad de este tipo de detalles en puntuales escenas. Tampoco ayuda Meisa Kuroki actuando, ya que en todo momento se nota que le va grande el papel de protagonista... un papel que sin duda debería haber tomado Rinko Kikuchi, una actriz mucho más experta interpretando y que además es una habilidosa en artes marciales.


En fin, Assault Girls se deja ver porqué es corta y no pide emplear en ella más de dos o tres neuronas. También se agradece ver a 3 actrices tan guapas plantando cara a unos monstruos gigantescos, ya que para el público masculino mola y para el femenino les sirve de lección (si, chicas, ¡menos selfies y más aprender a pelear!), además de ser un entretenimiento pasable, que dependiendo del momento pues es lo que puede pedirte el cuerpo. No obstante, creo que Oshii iba fumado cuando escribió la película. Quien busque una película de acción con monstruos gigantescos contra 3 chicas guapas, al mismo tiempo que la mente inquieta de Oshii expone un imaginario mundo que permita al espectador reflexionar sobre qué somos y donde vamos, que se abstenga de Assault Girls porqué saldrá decepcionado. Aquí no hay ideas, las actrices están mal, los FX son pobres, y la dirección es muy mejorable. Solo la fotografía de la película es bonita y por suerte, como buena obra teóricamente de Serie B, la duración de la película es corta. Eso sí, te lo perdono Mamoru Oshii.

Comentarios