miércoles, 25 de enero de 2017

Presentación del 35 Salón Internacional del Cómic de Barcelona



El 35 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, que se celebrará del jueves 30 de marzo al domingo 2 de abril en Fira Barcelona Montjuïc, presentó el pasado lunes 23 de enero en la Escola Joso un avance de su programa. Carles Santamaria, director del certamen, explicó que ésta “es su edición más ambiciosa por su programa de actividades, superficie ocupada y por la cantidad y calidad de los participantes y colaboradores”, una noticia que viene siendo habitual cada año tanto en el Salón del Manga como en el del Cómic, un presagio de la gran salubridad de Ficomic. El Salón del Cómic ocupará este año un espacio de 50.000 metros cuadrados, un 10% más que el año pasado. En este acto también se ha presentado el cartel del certamen, obra del dibujante Jaime Calderón.


EXPOSICIONES

El programa de exposiciones incluye una muestra antológica dedicada a Will Eisner, el autor que creó la novela gráfica, y del que en 2017 se celebra el centenario de su nacimiento. Por otro lado el Salón del Cómic también celebra los 100 años de la revista TBO, a través de una gran muestra con 100 originales que descubrirá al público las mejores series y autores de la publicación, con un apartado dedicado a Josep Maria Blanco, ganador del Gran Premio del Salón de la pasada edición. El certamen producirá una exposición dedicada a la presencia de los aviones y los aviadores en el cómic, un género que cuenta con obras maestras como Steve Canyon, Buck Danny, Tanguy y Laverdure, Hazañas Bélicas, As de Pique o El piloto del Edelweiss. La espectacular escenografía contará con aviones reales de diferentes épocas que se enmarcarán dentro de los cómics a los que hacen referencia.


Los superhéroes también serán protagonistas con una muestra dedicada a aquellos personajes más pasados de vueltas. Superhéroes fuera de control es el título de la muestra que contará con 25 personajes que van desde Hulk a Harley Quinn, pasando por Masacre (popularizado como Deadpool por la película), Juez Dredd, la Máscara o Lobo. El director del certamen ha destacado también las muestras dedicadas a Fanhunter, la serie de cómic creada por Cels Piñol nacida en un fanzine y que también triunfa en los juegos de mesa; a los viajes de Tintín en colaboración con la Asociación 1001; la de Javi de Castro, ganador del premio al Autor Revelación de la pasada edición; y al fanzine Nimio. “Estamos trabajando en más exposiciones que iremos anunciando en las próximas semanas”, señaló Santamaría.



CARTEL DEL CERTAMEN

El dibujante Jaime Calderón, autor del cartel del 35 Salón internacional del Cómic de Barcelona, agradeció el encargo del cartel y la confianza depositada en él, explicando que, a partir del tema de la aviación, ya planteado de entrada, “he querido desligarlo un poco, a nivel gráfico, del contexto bélico, y darle un aire más épico, más aventurero. Pensé en la figura de las primeras aviadoras, como Amelia Earhart, y a partir de aquí fue cosa de buscar el encuadre y jugar con la escenografía del Salón del Cómic”. Desde LZM aplaudimos el cartel de este año, que nos resulta magnífico.



OBJETIVOS DEL SALÓN DEL CÓMIC

El presidente de FICOMIC, Patrici Tixis, destacó en su intervención que el objetivo es hacer “un Salón abierto para todos, que satisfaga a profesionales y aficionados, y que a la vez atraiga al gran público”. Patrici Tixis insistió que la finalidad última del Salón del Cómic “es la promoción del cómic para crear nuevos lectores”. Destacó en su intervención el crecimiento en el número de expositores, la incorporación de Nintendo como patrocinador, el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como la gran repercusión que tiene en los medios de comunicación y redes sociales.


PRIMEROS INVITADOS

Carles Santamaria, por su parte, también destacó la presencia de los autores extranjeros confirmados hasta el momento, que se irá ampliando en las próximas semanas: Bruno Gazzotti, Gina Alyse Wynbrandt, Kim Jung Gi, José Muñoz, Juan Padrón y Mauricio Vicent. Santamaria explicó que un año más, en la zona profesional, tendrán lugar los encuentros entre autores y editores extranjeros y nacionales. El director del certamen también destacó el hecho de que sea el Salón del Cómic de Barcelona el primer evento público donde se presente la consola Nintendo Switch. Nintendo es el patrocinador oficial del certamen. Otra novedad del Salón del Cómic es la incorporación del Taller de youtubers, donde el cómic y la cultura popular de masas tienen un lugar destacado. “La relación del cómic con el cine, la televisión y los videojuegos no para de crecer, porque los cómics son adaptados con gran éxito a diferentes medios, hecho que contribuye a su difusión”, concluyó Santamaria.

(Kim Jung Gi)


El 35 Salón Internacional del Cómic de Barcelona tendrá lugar del jueves 30 de marzo al domingo 2 de abril de 2017 en los Palacios 1, 2.1, 4 y Plaza Univers de Fira Barcelona Montjuïc.


La venta anticipada de entradas se iniciará el próximo 1 de febrero de 2017 exclusivamente desde www.ficomic.com. 


sábado, 14 de enero de 2017

La Casa del Terror (Don't Go in the House) - Joseph Ellison, 1979


TÍTULO ORIGINAL: Don't Go in the House
AÑO: 1979
DIRECTOR: Joseph Ellison
GUIÓN: Joseph Ellison, Ellen Hammill, Joe Masefield
DURACIÓN: 82 min.
PAÍS Estados Unidos
MÚSICA: Richard Einhorn
FOTOGRAFÍA: Oliver Wood
REPARTO: Dan Grimaldi, Darcy Shean, Robert Osth, Ruth Dardick, Charles Bonet, Bill Ricci,Dennis Hunt, John Hedberg, Johanna Brushay
PRODUCTORA: Turbine Films Inc.


NOTA: 6







De vez en cuando vale la pena echar la mirada atrás y recuperar alguno de aquellos títulos que por el motivo que fuera dejaron su huella en el género. Recientemente recuperé La Casa del Terror, gracias a la nueva edición en DVD de la distribuidora La Casa del Cine, una edición básica que aporta un nuevo master digitalizado que garantiza una buena calidad de imagen, pese a que se trata de un montaje censurado al que le faltan 3 minutos de película. Una pena. En todo caso, un filme con la polémica que tuvo en su día como el presente, merece su momento de gloria en este blog.

La Casa del Terror, titulada originalmente Don't Go in the House, es una película de 1979 que trata sobre un asesino en serie que secuestra mujeres atractivas para luego quemarlas vivas en su casa. Más allá del aparente y repetitivo -argumentalmente hablando- slasher, La Casa del Terror es una película que aporta un punto de vista original al origen de la psicopatía, enfundándole un posible origen paranormal a lo que tantas y tantas veces ha servido para justificar los actos de los asesinos en serie en el slasher de los 80, como son “las voces” que dicen oir y que les empuja a matar. Más allá de este detalle, el filme en cuestión es un slasher poco común en el que un asesino en serie es el protagonista, muy en la linea de la inmediata Maniac (1980), de la cual comparten muchos parecidos en la historia. Temas como la agorafobia y la soledad, los complejos de inferioridad, así como el drama y consecuencias de los abusos de una madre a su hijo, son temas centrales en una obra que se preocupa en desgranar una psique aberrada como la del protagonista asesino, y no tanto por recrearse en un extenso bodycount plagado de escenas sangrientas.


La película está escrita y dirigida por un tal Joseph Ellison, y tiene como protagonista asesino al actor Dan Grimaldi (Patsy Parisi en Los Soprano), en la que fue para ambos su primera película. Muy lejos de ser un desastre, en La Casa del Terror hay como lugar de atención una casa que recrea un submundo lleno de escaleras y habitaciones, y que no sé si es a consciencia o qué, pero los fallos de raccord en el montaje consiguen hacer de la casa un lugar sin salida, imposible de hacer situar el espectador, probablemente como la propia psique del asesino. Una psique que además empuja al asesino a tener visiones terroríficas sobre la verdad que le rodea, y que junto a unos efectos de sonido justos y muy precisos, hoy en día aún consiguen hacer su efecto aterrador. También hay que destacar las voces de origen desconocido que oye el asesino y le empujan a actuar, así como de la presencia controladora e imperativa de la madre, que no es más que un cuerpo putrefacto sentado en el sofá de comedor. Todo en su conjunto, la casa es un submundo ideal para un psicópata, en el que se genera un clima de locura y sordidez.

Lo peor de la película es sin duda su ritmo narrativo, algo que yo siempre suelo darle mucha importancia. Con un inicio prometedor y altamente violento (ojito con esa primera muerte que causó tanta controversia en su momento y le costó al filme hasta 3 minutos de censura), poco a poco se va desinflando el souflé para entrar en un terreno de lucha personal del asesino para poder parar las muertes y corregir lo que él considera defectuoso de su conducta, recurriendo el protagonista incluso a un cura. Sin duda ese tramo decae mucho y se convierte en aburrido, no tanto por el echo que desaparezcan los asesinatos, sino porqué esa lucha tipo yin-yang no está bien nivelada, digámosle, por las fuerzas del bien, y no consigue la película una fuerza dramática potente. Tampoco ayuda un Dan Grimaldi que como actor aún estaba muy verde. Luego la violencia vuelve a su nivel inicial llegando a un final muy meritorio y completamente enfermizo, y además se desvela el trágico acto infantil que desencadenó los posteriores abusos por parte de la madre.



La Casa del Terror es una película que merece ser recuperada y reconsiderada por muchos, y ahora es un buen momento debido a su reciente edición en DVD pese a sus 3 minutos de censura. Una obra sobre la psique de un asesino en serie y no tanto un slasher, en el que un drama personal desemboca en una espiral de demencia y muerte en donde la brutalidad coge cotas altísimas, todo localizado en una vieja casa aislada que representa el caos que sufre una mente aberrada. Además, ese posible origen paranormal que induce al psicópata a asesinar es un detalle interesante, y no negaré que inquieta.